Esto puede ser confuso al momento de empezar a cuidar y mantener sanos los dientes de tu mascota. Sin embargo, promover la higiene bucal de tu perro es esencial para mantenerlo en buen estado de salud. Aquí te damos algunos tips para comenzar:

 

Haz del cepillado una rutina

Si es posible, acostumbra a tu perro a la limpieza dental en casa, hecha con regularidad, incluso cuando todavía sea un cachorro, esto ayudará a tu perro a acostumbrarse desde pequeño y se hará un hábito entre los dos.

Para hacerlo, debes frotar suavemente sus dientes con un paño suave o un cepillo de cerdas suaves para niños, además de usar una pasta formulada especialmente para perros.

Es bueno saber que existe gran variedad de pastas y puedes encontrarlas muy fácilmente. Además, nunca está de más seguir las recomendaciones de tu veterinario de cabecera para tener una mejor referencia.

 

¿Qué tan frecuente debo cepillarle los dientes a mi mascota?

La frecuencia para cepillar los dientes está estrechamente relacionada con la edad de tu mascota. Cuando es un cachorro se recomienda hacer el cepillado lo más frecuente posible, esto hará que tu mascota se familiarice con la rutina y el cepillado de dientes.

Recuerda tener en cuenta que, hasta los 8 meses de nacer, el perro no tiene su dentadura conformada, por lo que el cepillado y estimulación en sus encías es lo más esencial en sus cuidados.

El estándar para cepillar los dientes no está definido, hay quienes adecúan la frecuencia de acuerdo con sus preferencias higiénicas. Es común encontrar dueños que después de cada comida buscan cepillar los dientes, pero incluso esto puede traer consecuencias, tanto un desgaste en su dentadura e incluso molestias e irritación.

Con el tiempo y mientras crezca esto se hará en menos ocasiones. Tu mascota comenzará a fortalecer sus dientes, dejará de tener las acciones de comer o morder todo lo que encuentre y hasta en un punto, tendrá hábitos más limpios a cuando eran cachorros.

 

Tips y métodos para el cepillado de dientes

  • En las primeras semanas de vida, es importante estimular sus encías con un algodón húmedo.
  • Una vez que cuenten con sus primeros dientes, con unos guantes usa las yemas de tu dedo para dar pequeños frotes y tu cachorro comience a familiarizarse.
  • Al tener todos sus dientes y mejor formados usa un cepillo pequeño de cerdas suaves.
  • Repite esta acción la cantidad de veces que puedas y sea adecuada para tu mascota.

Nota: Nunca dejes a un lado las encías, son igual de importantes que los dientes y también tienen un cuidado especial.

 

Evita la pasta de dientes para humanos

Está estrictamente restringido usar pastas de dientes hechas para humanos porque en caso de que tu mascota la ingiera esto le ocasiona molestias estomacales. Aparte es muy importante recordar que a pesar de que tienen los mismos cuidados que nosotros, no significa que pueden usar los mismos métodos o instrumentos que los humanos.

 

Dale alimentos amigables para sus dientes

Los alimentos secos y crujientes pueden ser útiles para mantener sus dientes limpios. A medida que el perro los mastica, las partículas secas del alimento raspan contra sus dientes actuando como un cepillo de dientes y eliminando la placa.

Carrito de compra